Tipos de tareas de apoyo que deben hacer los niños en verano.

que tareas de apoyo hacer en veranoCuando llegan las vacaciones siempre existe una duda para los padres ¿Qué tipo de tareas de apoyo deben hacer los niños durante las vacaciones de verano? Casi todos los pedagogos aconsejan descanso y nada de ejercicios repetitivos ni de usar los libros que han utilizado todo el año.

Una mala opción sería usar el típico cuaderno que hay que rellenar. Lo ideal sería practicar nuevas actividades que fomenten el aprendizaje no formal, como viajar, visitar museos o asistir a actos culturales.

Muchas madres y padres obligan a sus hijos a realizar abundante tareas de apoyo en vacaciones. Según los expertos, esto no debería ser así. Las tareas hay que hacerlas, pero en su justa medida, en determinados casos y adaptados al tiempo libre.

Hace poco que los niños han terminado el colegio. Por eso, los padres seguramente ya hemos realizado todo tipo de planes para ocupar sus vacaciones, campamentos, mini vacaciones con primos, tíos… pero es básico que en estos meses los niños dediquen un poco de tiempo al día a repasar lo aprendido durante el año.Niño disfrutando de un libro

Tanto tiempo de vacaciones rompe el ritmo de aprendizaje. Según los expertos, en verano los niños pierden una media de un mes de lo aprendido durante todo el año. Sobre todo en matemáticas y ortografía. Esto se debe a que en vacaciones no suelen practicar ninguna de las dos cosas.

Esto no quiere decir que los niños se pasen las vacaciones estudiando. Debe haber un calendario para organizar su tiempo. De este modo, además, no perderán el hábito de estudio, algo básico para estas edades.

Una vez terminado el colegio, se deben dar unas dos semanas de descanso absoluto de tareas de apoyo. Luego, hay que intentar organizar unas rutinas diarias que ayuden al estudiante. Aparte del tiempo de diversión, es conveniente que todos los días dedique tiempo suficiente, dependiendo de la edad, a repasar lo aprendido. Está comprobado que cuando más se rinde en el estudio es a primera hora de la mañana, después de un buen desayuno.

A la hora de realizar las tareas de apoyo tenemos que tener en cuenta varias cosas. Tenemos que buscar un sitio que tenga unas condiciones y mobiliario adecuado para ello; Deben de trabajar en algo todos los días, respetando el tiempo de trabajo; Hay que intentar que los niños tengan variedad de materiales. Y, en la medida de lo posible, es conveniente que los padres estén con sus hijos para ayudarles con los deberes.

7 consejos sobre el tipo de tareas de apoyo que deberían tener los niños en verano.

Todos sabemos que los pequeños tienen una gran capacidad para aprender. Éstos absorben conocimientos muy rápido, estén donde estén. Puede ser en la playa, en la montaña, en el parque, en el colegio… Los padres deben aprovechar esto para sacarle el mayor provecho posible a esa capacidad.

Según los expertos el tiempo va desde unos 10 minutos para la lectura, otros 10 para la escritura y otros 10 para el trabajo de matemáticas, para los más pequeños. Para los alumnos de Secundaria, entre 60-80, y 30 minutos para los que están entre ambos. Los tiempos se irán incrementando según crezcan. La escritura se irá reemplazando de solo dictados a una escritura cada vez más creativa.

1. Realizar tareas de apoyo creativas.

No deben usar los libros y materiales que se han utilizado durante el curso. Tampoco son buenos los cuadernillos de toda la vida, como hemos dicho antes. Los padres deben ser creativos. Pueden aprovechar las enormes posibilidades de las nuevas tecnologías. Los ejercicios repetitivos parecen un castigo, sobre todo si el alumno ha ido bien durante el curso.

Para ser creativos también se pueden usar las salidas. Por ejemplo, podemos llevarles a museos, monumentos, castillos… Esto servirá para que conozcan nuevos aspectos de la historia, la geografía y el arte de una manera divertida.nina haciendo tareas de apoyo

Para niños de cinco años en adelante es recomendable hacer ejercicios mentales, como adivinanzas, crucigramas, juegos de mesa, ajedrez, puzzles, dibujos… Estas tareas se hacen en función de la edad. No es necesario que un niño menor de diez años haga tareas durante el verano. Por el contrario, los alumnos de secundaria, sobre todo si tienen que recuperar alguna asignatura, sí que deben realizar tareas de refuerzo.

2. Fomentar el hábito de leer.

Asegúrese de que haya material de lectura adecuado en su casa en verano. Aparte de libros, ofrézcales revistas, diarios, el uso de Internet para leer… Todo ello bajo su supervisión. Es básico dedicar todos los días tiempo a la lectura, con libros que se adapten a su edad y sus intereses. Y, aunque las excepciones son buenas, sólo deben ser eso, excepciones.

Realizar redacciones de forma creativa. Por ejemplo, dile que escriba un diario con dibujos y fotos. También pueden crear un cuento entre varios hermanos, primos o amigos… Pueden hacer sopa de letras, jugar junto con los padres o amigos al apalabrados… También te puedes informar de los programas veraniegos de lectura que realizan en muchas bibliotecas locales.

3. Utiliza cualquier pretexto para que aprendan.

Puedes pedir a tus hijos que hagan un informe, escrito u oral, sobre lo que le ha pasado durante el día para comentarlo a la hora de la cena, o después. También puedes escoger un artículo de un periódico o una noticia de la TV, la radio o Internet para intercambiar opiniones.

O puedes comenzar una charla con tu hijo sobre algún programas de televisión, o sobre alguna película que hayáis visto ambos, o acerca de vuestro deporte favorito, la cuestión es sacar conversaciones productivas a los peques.

4. Haz que calculen y planeen ellos.

Es fundamental que hagan matemáticas. Para ello, y siempre bajo la supervisión de un mayor, déjales que resuelvan situaciones diarias donde tengan que usar las matemáticas. Por ejemplo, ir a por el pan, en el supermercado dejar que sean ellos quienes hacen la lista, buscan y pagan, haciendo el cálculo mental aproximado de cuánto le queda para gastar y cuánto recibirá de vueltas.

5. Que ellos empiecen a participar en la organización.

Deja que participe a la hora de planear una salida familiar o las vacaciones. O, por ejemplo, si vais al cine, deja que sean ellos quienes consulten la cartelera, o que llamen para preguntar horarios, o que decidan con cuánto tiempo de anticipación salís para llegar a tiempo…

Además, los viajes de un día o las vacaciones son una gran oportunidad para iniciar o ampliar una colección. Con este material luego pueden organizar una mini exposición. Para ello, puede aumentar su propia experiencia con información buscada en libros o en internet.

También pueden realizar un cuaderno de viaje en el que éstos cuenten o proyecten sus vacaciones. El trabajo debería contener mapas, fotos, dibujos, etc. Así, el menor integrará la capacidad de investigación y de creación con diferentes, además de las relacionadas con la escritura.

6. Solidaridad.

Hay que educar para el respeto hacia la diferencia. Es imprescindible inculcar a los niños desde pequeños el concepto de diversidad y que, a su vez, conozcan las capacidades y limitaciones que todos podemos tener algún día.

Para lograrlo es muy importante que éstos compartan tiempo y momentos con personas que puedan necesitar nuestra ayuda. Por ejemplo, con gente mayor, con niños necesitados, con personas con necesidades especiales… etc.

7. Deben realizar deporte a diario.

Aparte de todo lo anterior, no deben dejar bajo ningún concepto de hacer deporte. Realizar actividades deportivas es un estímulo fundamental, entre otros muchos beneficios, para el desarrollo cerebral. Con esto también se evitará la obesidad en los menores, por desgracia algo cada vez más común.

Conclusión.

Las vacaciones de verano son una gran oportunidad para que tus hijos refuercen sus aprendizajes y hábitos de estudio y de trabajo. Utiliza las actividades veraniegas para ello usando algunas de las ideas que hemos visto. Esperamos que este post te sirva de ayuda para saber cómo administrar las tareas de apoyo de tus hijos este verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*