El teatro como actividad extraescolar

El teatro como actividad extraescolarHoy en día apuntamos a nuestros hijos a infinidad de actividades extraescolares, fútbol, idiomas, gimnasia, tenis, artes marciales…ec. El teatro es una más, y de las más interesantes. Con esta actividad nuestros hijos, además de divertirse, desarrollarán sin darse cuenta muchas habilidades que ni sabían que tenían. Eso sí, tenemos que pensar en el teatro infantil como en una actividad extraescolar más, no debemos creer que nuestros hijos vayan a ser unas estrellas. En principio lo harán para divertirse y desarrollar su habilidades, cuando sean más mayores ya decidirán si quieren continuar con ello. Esta es una actividad que la puede realizar cualquier niño, no es necesaria una cualidad innata para ello.

El teatro es una actividad extraescolar excepcional debido a todas las habilidades que ayuda a desarrollar en los pequeños. Dichas habilidades les producirán nuevos estímulos que despertarán su curiosidad. Así, además de divertirse adquirirán herramientas que les ayudarán a desarrollarse como personas. También potenciarán su imaginación y su expresión oral y corporal, como cuando juegan en el patio del colegio. Pero en este caso la acción está tutelada por un profesional que pretende explotar la máxima creatividad y expresividad de todos los niños.

Beneficios del teatro como actividad extraescolar para niños

Entre otras muchas cosas, las escuelas de teatro desarrollan la expresión verbal y corporal del niño, y ejercitan su memoria y su agilidad mental. En ellas los niños deben aprender diálogos y trabalenguas, con lo que potenciarán su dicción. Y también les servirá para divertirse, para desarrollar su imaginación inventando e interpretando historias y, lo más importante, para hacer amigos. Y además de todo esto, el teatro desarrollará en los pequeños otros rasgos tan importantes como la empatía, la confianza o el trabajo en grupo.

Para apuntarse a una escuela de teatro solo es necesario que el alumno esté dispuesto a divertirse. Cualquier edad es buena para comenzar pero lo ideal es que se empiece a partir de los 4 años. Con esa edad ya pueden entender que una misma persona puede realizar varios papeles diferentes con distintas actitudes. A partir de cierta edad (7 u 8 años) el teatro permitirá al niño una mayor adaptación social, respetando mejor las normas de la sociedad adulta.Niñas haciendo teatro

Con los ejercicios que se realizan en las clases de teatro para niños también se potencian otras habilidades, como las mímicas, las orales, el movimiento, y algo muy importante, se suele perder el temido miedo escénico y el hablar en público, ya que suelen hacer funciones ante público real (aunque estos sean amigos, compañeros y/o familiares). Para los padres también puede ser algo positivo ver a su hij@ sobre el escenario, conociendo otra cara de él o ella muy distinta a la que tiene en casa.

Las obras de teatro suelen tener una moraleja con la que los niños aprenderán de distintas experiencias. Además, al tener que ponerse en el lugar de múltiples personaje también aprenderán otros valores, como la igualdad, el respeto, la colaboración, la responsabilidad, el compromiso, la tolerancia…etc.

¿Te parece interesante esta actividad? ¿Ya lo está haciendo tu hijo/a? ¿Nos cuentas que tal la experiencia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*