El Método Montessori

Método MontessoriDurante la pasada semana y esta que estamos acabando han comenzado a lo largo de la geografía de nuestro país las clases escolares para la totalidad de nuestros niños y niñas. Y una vez más, surge la problemática acerca de qué método es el más recomendable para sacar todo el potencial de nuestros hijos.Uno de ellos, es el método Montessori. El método Montessori fue uno de los sistemas de educación más importantes a principios del siglo XX, creado por María Montessori, y que hoy en día se está volviendo a poner de moda. Se trata de un método de enseñanza integral y tiene como objetivo desarrollar al niño completamente. La Dra Montessori opinaba que los primeros años de vida de un niño, desde su nacimiento hasta los seis años, son el período en que tienen mayor capacidad para aprender.

Este Método ha sido utilizado con éxito desde hace más de 100 años en diversas culturas en todo el mundo. Es un enfoque que valora el espíritu humano y el desarrollo de la totalidad social, emocional, cognitivo-físico infantil. Ella fue una auténtica pionera en la educación centrada en el niño. El heterodoxo sistema de realizar prácticas en el aula desde muy pequeños y otras ideas han tenido una profunda influencia en la educación de los niños pequeños en todo el mundo.

Montessori vio que los niños aprenden mejor practicando por ellos mismos. Por este motivo éste método está diseñado para apoyar el desarrollo natural de los niños en un ambiente “preparado” cuidadosamente por profesionales.Niña en una típica clase Montessori

En el método Montessori es necesario que el maestro guíe al niño sin que éste sienta su presencia en exceso. Para ello, el educador debe estar siempre listo para prestar la ayuda deseada, pero nunca puede suponer un obstáculo entre el niño y su experiencia. Por lo tanto, la tarea del profesor no es hablar, sino preparar y organizar una serie de motivaciones para la actividad cultural del alumno en un entorno especial hecho para el niño. Éste debe tener absoluta libertad para aprender en un ambiente preparado.

El profesor debe observar a los niños con el fin de preparar el entorno lo mejor posible. Así, después de esto irá introduciendo distintos materiales de aprendizaje. También debe captar los períodos sensibles de cada alumno e ir desviando el comportamiento inadecuado a tareas más acordes con el momento.

Método Montessori

Para llevar a cabo el método Montessori los educadores utilizan múltiples tipos de programas, siempre dependiendo de cada alumno, pero todos se fundamentan en cinco principios básicos. Dichos principios son el respeto por el niño, la mente absorbente, los períodos sensibles, el ambiente preparado y la autoeducación.

El respeto por el niño

Este principio es la piedra angular sobre la cual todos los demás principios Montessori descansan. Como dijo Montessori “en nuestra vida diaria no respetamos a los niños. Tratamos de obligarlos a que nos sigan sin tener en cuenta sus necesidades especiales. Los tratamos con prepotencia, y a veces con grosería y luego esperamos que sean sumisos y de buen comportamiento, cuando sabemos que están todo el tiempo tratando de imitarnos, aparte de la admiración que nos tienen. Por lo tanto, tratémosles con toda la delicadeza que desearíamos para ayudarles a desarrollarse” Montessori, 1965.

La Mente Absorbente

Montessori decía que “Se puede decir que adquirimos el conocimiento mediante el uso de nuestra mente; pero el niño absorbe el conocimiento directamente en su vida psíquica. Por el simple hecho de seguir viviendo, el niño aprende a hablar su lengua nativa” Montessori, 1966. Este es el concepto de la mente absorbente. Por el simple hecho de estar, los niños aprenden de su entorno.

Los períodos sensibles

Montessori creía que hay períodos sensibles cuando los niños son más susceptibles a ciertos comportamientos y pueden aprender habilidades específicas más fácilmente durante esos periodos.

Un período sensible se refiere a una sensibilidad especial que un ser adquiere en su estado infantil, mientras que todavía está en un proceso de evolución. Es una disposición transitoria y limitada a la adquisición de un rasgo en particular. Una vez que este rasgo o característica ha sido adquirido, la sensibilidad especial desaparece.Alumnos de una escuela Montessori

Aunque todos los niños experimentan los mismos períodos sensibles (por ejemplo, un período sensible para la escritura), la secuencia y el calendario varían para cada niño. Una de las funciones del maestro es el uso de la observación para detectar los momentos de sensibilidad y el escenario de cumplimiento óptimo.

El ambiente preparado

Montessori creía que los niños aprenden mejor en un ambiente preparado, un lugar en el que los niños pueden hacer cosas por sí mismos. El ambiente preparado hace que los materiales y las experiencias estén disponibles para los niños en un formato ordenado de aprendizaje. Las aulas Montessori están preparadas para seguir un aprendizaje activo. La libertad es la característica esencial del ambiente preparado. Puesto que los niños dentro del ambiente son libres de explorar los materiales de su propia elección, absorben lo que encuentran allí con más entusiasmo y facilidad.

Autoeducación

Este método se basa en que los niños son capaces de educarse a sí mismos, autoeducación. Los niños que están involucrados activamente en un ambiente preparado, y que ejercen la libertad de elección, literalmente se autoeducan.

Otros componentes necesarios para un programa que quiera considerarse Montessori deben incluir grupos de edades múltiples para que fomenten el aprendizaje entre pares, bloques ininterrumpidos de tiempo de trabajo, y la elección de la actividad guiada. Así, los niños pequeños aprenden de los niños de más edad; los niños mayores refuerzan su aprendizaje mediante la enseñanza de conceptos que ya han dominado. Esta disposición también refleja el mundo real, donde las personas trabajan y socializar con personas de todas las edades y disposiciones.Alumnos con profesora Montessori

El maestro, el niño y el medio ambiente crean un triángulo de aprendizaje. El aula se prepara por el maestro para fomentar la independencia, la libertad dentro de los límites, y un sentido de orden. El niño, a través de la elección individual, hace uso de lo que el entorno ofrece para desarrollarse a sí mismo, interactuando con el maestro cuando se necesita apoyo y / u orientación.

En los años de primaria, el niño Montessori organiza su pensamiento a través del trabajo con los materiales de aprendizaje y un plan de estudios interdisciplinario cuando pasa de lo concreto a lo abstracto. Comienza la aplicación de sus conocimientos a las experiencias del mundo real.

Esta organización de la información (datos y cifras), prepara al niño para el mundo de la adolescencia, cuando el pensamiento y la emoción evolucionan hacia la comprensión de los conceptos más abstractos y universales como la igualdad, la libertad y la justicia.

¿Qué os ha parecido este método? ¿Os gustaría que lo hiciesen tus hij@s en el colegio?

One Reply to “El Método Montessori”

  1. Pingback: El juego en el proceso educativo de los niños - Viva el Cole

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*