Cómo prevenir la ansiedad de los niños

ansiedad-ninosEsta semana, en Viva el Cole.com, te vamos a dar unos consejos de cómo prevenir los trastornos de ansiedad en los niños, ya que un estudio reciente ha desvelado que desde el 2009 los niños atendidos por trastornos mentales crecen un 27%.

En el comienzo y mantenimiento de los trastornos de ansiedad destacan la autoestima, los rasgos de personalidad y los recursos de que dispone el niño para afrontar sus problemas.

Los tutores del niño tienen un papel esencial en la prevención de los trastornos de ansiedad. Ellos pueden reducir el impacto de las situaciones estresantes que viva el niño. Pueden educarlo para potenciar sus recursos personales y pueden promover nuevas experiencias y hábitos de vida saludables.

En este post te diremos algunas de las pautas que los cuidadores del niño deberían seguir para prevenir, en la medida de lo posible, que éste desarrolle un problema de ansiedad.

Consejos para prevenir la ansiedad en los niños

ansiedad-niñosLos niños pueden carecer de recursos para afrontar de forma adecuada situaciones estresantes o traumáticas. Una separación, la muerte de alguien querido, un incendio, inundación, un accidente, etc. pueden superar la capacidad del niño para reaccionar de forma correcta. En estos casos, los tutores deberían preguntarle al niño cómo se siente y dejarle que se desahogue y le cuente todas sus preocupaciones, sin forzarle, y estar disponibles cuando él lo necesite.

Los tutores también deben actuar como modelos de conducta porque los niños aprenden a afrontar sus problemas imitando las actuaciones de sus padres.

Es importante que el niño aprenda a demostrar sus sentimientos, no ocultarlos y afrontar los problemas. El tutor debe animar al niño a enfrentarse a sus miedos dándole ejemplo, afrontando la situación primero el tutor, sin forzar al niño a que lo haga. Así podrá comprobar que eso a lo que teme (perro, ascensor, etc.) no es peligroso. Después, animarle a exponerse él mismo gradualmente y felicitarlo por los avances.

Es ansiedad-niñosbásico comprender lo importante que es para el niño una situación traumática. No hay que quitarle importancia a cosas que para un adulto pueden ser insignificantes mientras que para el niño puede ser algo muy grave. Hay que hablar con él de todo aquello a lo que teme. El tutor debe ser positivo a la hora de resolver un problema aconsejándole cómo solucionarlo.

Los tutores no deben tener un papel demasiado directivo. El niño debe aprender a solucionar sus propios problemas, aunque se equivoque, porque si tú le das la solución él siempre dependerá de ti. Además, está demostrado que es mejor aconsejar que ordenar.

No basta con tener las armas para enfrentarse a un problema, hay que creer que se puede luchar contra él y superarlo. Este sentimiento de autoeficacia tiene mucho que ver con la autoestima. En la formación de la autoestima cobra especial importancia la familia y la escuela.

Para crear una buena autoestima en el niño hay que mostrarle amor incondicional. Debe saber que sus padres le quieren por quién es, no por sus logros. Muchos trabajos demuestran que los niños que tienen una baja autoestima se sienten poco aceptados por sus padres. Debe saber en todo momento que se sienten orgullosos de él y que disfrutan de su compañía. Demostrarle afecto incluso cuando se porta mal.

También hay que apoyarle cuando lo necesite; ayudarle a encontrar aptitudes, intereses y actividades; reforzar y potenciar sus capacidades; corregirle cuando hace algo mal, criticando su actuación, no su forma de ser; elogiarle por las cosas que hace bien, sin exigirle perfección ni rapidez.

Hay veces que son los niños mismos quienes se fijan metas muy altas basando su autoestima en ser el mejor en todo lo que realiza. En este caso habría que disminuir la exigencia de los padres, y que sepa que no van a dejar de quererlo si lleva a casa malas notas.

Estaría muy bien fomentar hábitos saludables para el niño y promover nuevas experienciasansiedad-niños, cómo programar actividades deportivas y culturales que le gusten, ya que  sería bueno que los niños tengan experiencias muy variadas. Así conocerán a gente diferente y se encontrarán con distintos problemas, con lo que desarrollarán habilidades distintas para resolverlos. Pero cuidado, los niños con exceso de actividades muestran cansancio, estrés y se sienten presionados. Y dichas actividades deben gustar al niño, no a los padres.

También hay que inculcarles otros hábitos saludables, cómo comer bien, dormir lo necesario y realizar ejercicio habitualmente. Está comprobado que hacer ejercicio mejora el ánimo y relaja, ya que se trata de un antídoto natural contra el estrés.

Y por último, y más difícil, no hay que ser demasiado sobreprotector, cosa que hoy en día es cada vez más usual. Los niños muy protegidos por sus padres habitualmente desarrollan una baja autoestima, porque llega un momento que creen que sin sus padres no podrán hacer nada. La sensación de valernos por sí mismos se construye día a día.

Esperamos que estos consejos que te hemos dado en Viva el Cole.com te sean útiles para prevenir, o en caso de que sea tarde, minimizar los trastornos de ansiedad en tus hijos.

One Reply to “Cómo prevenir la ansiedad de los niños”

  1. Pingback: Saber cómo vencer la ansiedad de los exámenes - Viva el Cole

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*