Bullying escolar, cómo detectarlo y evitarlo.

Bullying escolarPor desgracia el bullying escolar está implantado en prácticamente todos los colegios e institutos y es una de las principales razones por la que los niños dejan las escuelas a una edad temprana. Aquí te daremos datos importantes para prevenirlo. Con esta pequeña aportación Viva el Cole quiere contribuir a acabar con esta lacra, que por desgracia va en aumento.

El bullying escolar puede poner en peligro la seguridad física y emocional de los estudiantes que lo sufren. Además, puede impactar negativamente en su capacidad para aprender. La mejor manera de hacer frente al bullying es detenerlo antes de que comience. Eso se podría lograr si todos pusiéramos de nuestra parte. Es decir, el personal de la escuela puede realizar acciones para hacer escuelas más seguras, pero los padres o tutores también podemos hacer algo más desde casa. Es importante que los adultos dejemos de pensar que el bullying es una parte normal de la infancia.Víctima de bullying escolar

Debemos instar a nuestros hijos a que comuniquen cualquier incidente sospechoso a los docentes y a los padres, ya que tiende a empeorar si no se toman medidas rápidamente. Cualquier cambio drástico en el comportamiento de su hijo debe ser seguido por una investigación en conjunto entre padres, niño y profesores.

Hay algunas señales que indican que un niño puede estar siendo víctima de bullying escolar: que le falten a menudo los objetos personales, que pida dinero extra, que “pierda” con frecuencia dinero o el almuerzo, que simule frecuentes dolores de cabeza o de estómago, que evite las actividades extraescolares, que quieran ir a la escuela temprano o tarde…

¿Qué es el bullying escolar?

El bullying implica un deseo inicial de daño de varios tipos, sin ninguna clase de justificación y con un disfrute evidente. Normalmente va encaminado a una persona con alguna debilidad o distinción. La acción está dirigida por una o varias personas, y por lo general se repite muy a menudo.

Los investigadores señalan que existen diferencias en los patrones de acoso escolar entre niños y niñas. El bullying de los niños tiende a ser más físico, mientras que el de las niñas es más verbal.Niña llorando a causa del bullying

El agresor puede tener problemas de autoestima y sólo se siente mejor cuando se mete con alguien que es más débil. Esto también lo puede hacer para ganar amigos y/o atención, así consigue una falsa sensación de poder. El miedo y la sumisión de la víctima refuerzan el sentido de la dominación de los acosadores. Estos creen que el bullying les concede aceptación.

Sin embargo, para los que lo sufren, a veces, la desesperación les conduce a realizar acciones humillantes para impresionar a sus agresores. Pero la consecuencia más grave del bullying a largo plazo es el suicidio. Según un estudio reciente el 22% de los encuestados admitieron un intento de suicidio o pensando en suicidarse al menos una vez en el último año. Pero el suicidio no es la única consecuencia drástica de bullying en las escuelas, estas pueden tomar muchas formas, como baja autoestima, aislamiento, dificultad para confiar en los demás, controlar la ira…

Cómo evitar el bullying escolar

Debes enseñar a tus hijos hábitos contra el bullying, como por ejemplo, condenar el bullying físico y verbal y evitar en casa el lenguaje inapropiado y la actitud irrespetuosa. Los niños necesitan entender que los comentarios homófobos, sexistas y degradantes no son divertidos. Esto se debe tratar en casa y en la escuela.

La participación activa en la vida de tu hijo es el primer paso para prevenir el acoso escolar. Debes hablar con ellos y escuchar lo que tienen que decir. Haz preguntas abiertas acerca de sus relaciones con sus profesores y sus compañeros. Pregunta cómo pasan el tiempo entre clases y durante el recreo.

En el colegio es importante la supervisión de un adulto, especialmente en lugares estratégicos, como la cafetería. Se pueden usar cámaras para supervisar mejor pasillos, baños, parques infantiles o cualquier zona que carezca de vigilancia de un adulto. Al mantener un mayor control sobre los estudiantes en estos lugares clave, los docentes pueden ser capaces de cortar los incidentes de bullying de raíz antes de que estallen.

Hoy en día hay muchos programas que ayudan a abordar los factores de riesgo del bullying escolar. Lo más básico para evaluar el bullying escolar es realizar valoraciones en la propia escuela para determinar con qué frecuencia se produce, dónde ocurre, cómo actúan los estudiantes y los adultos, y si sus esfuerzos de prevención están funcionando.Situación de bullying escolar

Es importante involucrar a padres, personal docente y estudiantes para que todos trabajen juntos contra el bullying escolar. Se puede poner en marcha una campaña de sensibilización para que los objetivos planteados se cumplan. Para ello se debe establecer un comité de seguridad escolar o un grupo de trabajo para planificar y evaluar el programa de prevención del bullying en la escuela.

Entre todos tenemos que crear un ambiente escolar seguro implantando una cultura de aceptación, de tolerancia y de respeto. Para ello se debe crear un código de conducta, unas reglas a cumplir en toda la escuela, y un sistema de notificación de bullying. Todo esto se tiene que difundir rápidamente.

Para que todo el mundo se entere de esto se pueden utilizar las reuniones del personal docente, las asambleas, las reuniones de clase y de los padres, los boletines de noticias que se envían a las familias, el sitio web de la escuela, y el manual del estudiante. De este modo se pretende establecer un clima positivo en la escuela.

Se debe capacitar al personal de la escuela para prevenir el bullying dándoles las habilidades y herramientas necesarias para intervenir de manera eficiente y apropiada cuando detecten algún comportamiento sospechoso.

Diferentes tipos de bullying escolar

El bullying puede ocurrir a cualquier edad escolar. Desde preescolar hasta la universidad. Los lugares físicos donde se suele llevar a cabo son la escuela y sus instalaciones, el camino entre la escuela y el hogar, en tiendas locales y centros deportivos, en parques o en las fiestas locales. Este puede ser verbal, de exclusión, de violencia física y daño a la propiedad, cibernético… Este último es el que más rápidamente está aumentando.

Esperamos que concienciando desde pequeños a nuestros hijos y, con la ayuda de los colegios, este problema vaya desapareciendo.

Un pensamiento sobre “Bullying escolar, cómo detectarlo y evitarlo.

  1. Pingback: 5 Consejos para no sufrir sexting - Viva el Cole

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


× 6 = cuarenta dos