11 de octubre, Día Internacional de la Niña

Día Internacional de la NiñaEl Día Internacional de la Niña se celebra el 11 de octubre desde el año 2012. Su objetivo es concienciar al mundo sobre la situación de las niñas en todo el planeta. Fue la Resolución 66/1703​ de la Asamblea General de las Naciones Unidas la que declaró éste día para reconocer los derechos de las niñas y sus retos a cumplir. Rona Ambrose, ministra canadiense de la Situación de la Mujer, defendió la resolución. Lo hizo con su campaña internacional “Por ser niña”. Con ella pretendía terminar con la doble discriminación que padecen millones de niñas en todo el planeta, por género y por  edad.

En años anteriores el Día Internacional de la Niña se ha centrado en tareas tales como el empoderamiento a las niñas (2017), en el poder de las adolescentes (2015) o en poner fin al matrimonio en la infancia (2012). Este año, el Día Internacional de la Niña se ocupa de la innovación para la educación de las niñas. Un uso inteligente y creativo de las nuevas tecnologías es uno de los caminos a seguir para vencer las dificultades de género en el aprendizaje y en el rendimiento.

11 de octubre, Día Internacional de la Niña

Hoy en día hay 1.100 millones de niñas, un grupo que puede ayudar a que haya un mundo mejor para todos. Pero, este enorme potencial suele ser frenado por la discriminación, la violencia y la falta de oportunidades.

Hay grandes vacíos en la recolección de datos y la toma de conciencia sobre las necesidades específicas de las niñas y los problemas que sufren. Por eso, es importante asignar mayores recursos a la recopilación y el análisis de los datos que se centren en las niñas.

Normalmente, las niñas que se casan pronto sufren enormes violaciones de los derechos humanos. Son más vulnerables a la violencia física y sexual. Con frecuencia, son obligadas a abandonar la escuela para dedicarse al hogar. Tienen menor capacidad para defenderse y para defender sus derechos.

Por otro lado, las niñas que reciben educación tienen más probabilidades de posponer el matrimonio y el embarazo. Las niñas que cuentan con educación secundaria tienen hasta seis veces menos probabilidades de contraer matrimonio infantil, en comparación con las niñas con poca o ninguna educación.

Un mundo mejor para todas y todos

Hoy en día van más niñas que nunca a la escuela pero fuera de ella todavía quedan unos 31 millones. Incluso, cuando las niñas van al cole, tienen que superar grandes problemas que dificultan su asistencia continua a clase. La innovación para la educación de las niñas puede que cambie esta situación.

La ONU-Mujeres dice que muchas niñas van al cole, ayudan en casa, trabajan, cuidan de sus familiares y se preparan para las responsabilidades de una persona mayor. Casi todas ellas tienen desventajas y sufren discriminación de género. Solo 2/3 de los países subdesarrollados han conseguido la igualdad de género en la educación primaria.

Problemas que se deben solucionar

En la actualidad hay 31 millones de niñas sin escolarizar, con edad de cursar estudios de primaria, por 27 millones de niños. Se cree que unos 17 millones de esas niñas jamás irán a la escuela.

Más de 30 millones de niñas son susceptibles de sufrir la mutilación genital femenina durante los próximos 10 años.

Cada minuto en el mundo 8 niñas menores de 15 años son obligadas a casarse. Y más de 700 millones de mujeres se casan antes de los 18 años. Unas 2.6 billones de niñas y mujeres viven en países donde la violación en el matrimonio está permitida.

Después del suicidio, la mortalidad materna es la segunda causa de muerte en niñas de 15-19 años. Se cree que 70.000 niñas adolescentes mueren cada año por complicaciones durante el embarazo o el parto.Niñas riéndose en la puerta del colegio

En muchas partes del mundo, cuando en un hogar no hay muchos recursos, lo normal es que se priorice al varón. Así, en muchas ocasiones las niñas se quedan con pocas oportunidades para la educación. Y en el peor de los casos en situación de riesgo de mala salud y nutrición.

Invertir en la igualdad de las niñas puede tener enormes repercusiones en el desarrollo en general. Pero debemos asegurarnos de que las mejoras lleguen a todas las niñas: las que viven en la pobreza absoluta; las de las zonas aisladas; las niñas con discapacidad; las de las comunidades indígenas; las niñas refugiadas…etc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*